Amigo secreto

Amigo Secreto

Es un juego muy popular en Cuba. Coges una hoja en blanco, la haces tiritas y en ellas pones los nombres de todos los participantes. Se hechan en cualquier recipiente- incluso entre las mismas manos- y se bate, se bate, se bate, se bate hasta que los nombres se mareen. Entonces se empieza a repartir amigos, shhhh, en secreto, que nadie se puede enterar porque si no se pierde la magia.

OJO, el repartidor tiene que cerciorarse de que a nadie la caiga su propio nombre y también de que nadie cambie papelitos (yo como repartidora soy muy estricta con esto último, porque es muy feo no querer ser amigo secreto de alguien).

Luego viene el intermesso, ese tiempo que dictaminan las normas del juego para acercarte- siempre en secreto- a esa persona y hacerle llegar romerillos, anónimos, caramelos, un botón… lo que tú quieras. La gracia es tentar la curiosidad del secretado, hacerle sonreir y dejarle recuerditos que guardar en su cartera.

También el intermesso sirve para ir buscando lo que le vas a regalar a tu amigo shhhh! el día fijado para la develación. Si lo conoces es más fácil, pero si no o si apenas, el intermesso es oro, así que aprovecha, entrevista a sus más cercanos o pregunta en un momento en que estén varios jugadores reunidos “¿a ver, y qué quieren que les regalen?”.

Para el regalo, que aunque es lo de menos es importante igual, se fija siempre un precio promedio, cosa que nadie se propase o se in-pase en la cuestión. Acá el precio suele ser de más (nunca menos) un dólar o su equivalente de 25 pesos cubanos y eso, créanme, es un dolor de cabeza, porque encontrar algo bonito y útil a ese costo es un milagro.

Pero uno se hace santo por un día, porque es tan lindo ser amigo secreto de alguien, y al final siempre te pasas de la suma acordada en el juego, incluso de la acordada a solas con tu bolsillo, y haces un regalo que te gustaría recibir, y le metes dentro todo el amor del mundo.

Bueno, bueno, no voy a pecar de ingenua, sé bien que no todos los amigos secretos transcurren así, algunos se hacen por decreto laboral u otros desatinados propósitos y entonces viene aquello de lo regalos feos, por cumplir, del que no recibió ni una notita en el intermesso y hasta etcétera; pero este post es de los amigos secretos entre amigos públicos, que son los que quedan butin, como diríamos si estuviéramos aún en la primaria.

Y como yo soy muelera, ahora, en el séptimo párrafo, es que voy a la cosa en sí- como diría Kant. Ayer las Urracas hicimos nuestro amigo secreto de Fin de año, tradición que iniciamos en 2010 y en la cual incluimos siempre a nuestros novios (y en mi caso, que no tengo rostro, a mis hermanitas, pues son mi apéndice constitucional).

O sea, fuimos entonces: Yuri y Toño, Carminha y A.A., Brandon y Yo y mis Sary y Yuyingui. Faltaron Gelsy y su gordo, porque Guáimaro y sus respectivos centros laborales reclamaron el concurso de sus modestos esfuerzos este finde y faltó la Gordi… sin comentarios.

Mesa para ocho en el Capri, no el de La Habana, el de frente a los cines de Ignacio Agramonte jajaja y refresco de naranja para todos, de pomito, que era lo más barato y estamos “arracaos” en estos días.

De preámbulo, los cuentos deliciosos de cómo se hicieron novios Toño y Yuya grande, otra del piquete que se emborrachó y amaneció “comprometida”. La espera del 10mo elemento, taaaaaaaan deseado, fue larga también esta tarde-noche, pero nadie se quejó ¿por qué será?

Entonces el pa-quí y pa-allá de los regalos, y yo como siempre, la única con una postal y letricas, es que la muela es lo mío. Mi Sary me regalaba a mí, ahora tengo una pulserita nueva para ponérmela cada vez que la extrañe… se me va a gastar.

Toño se llevó una babosa de barro que mueve la cabecita como los perritos Randy, Yuya grande una jarra con girasoles de Zaida del Río que escogí yo, Saritonga una campanita de adorno con motivos cubanos, La Yuyingui dos libros para dibujar, temperas y lápices de colores, Carmihna otra pulsera, Brandon una gorra también con el nombre de Cuba. Para A.A. compré una agenda telefónica, un llavero artesanal y una postalita de Martí (allí puse la muela).

Conclusiones, que ya esto ta muy largo, todo quedó tocaísimo y fuimos más felices por una hora porque estábamos juntos otra vez y estrenando cuñado.

A los que aún son escépticos, les provoco con mis amigos secretos de fin de año. Shhhh, sin que nadie más se entere, son los mejores del mundo.

Anuncios

Acerca de nubedealivio

María Antonieta Colunga Olivera. Licenciada en Periodismo de la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte y Loynaz.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a Amigo secreto

  1. mire dijo:

    Me da gusto esas reuniones, así sé que no estarás nunca sola. Un besote. Y disfruta tu pulserita.

  2. Seguro que somos los mejores… somos los diez mosqueteros… y a AJ le encantó tu postal, shshshs, que nadie se entere…. jajaajaj

  3. María A.: En el caso vuestro ese ejercicio funciona muy bien porque son, públicamente, excelentes amigas. Cuando se regala a diario la amistad, una brizna coloreada puede ser el mayor tesoro del mundo. No dejen que nadie las separe.

    • nubedealivio dijo:

      Nada Mila, nada nos puede separar, y cuando algo (alguien) lo intenta nos defendemos la amistad como gatas bocarriba. Ya sabes del intercambio, a lo mejor, si te embullas, te puedes sumar para el del 2012.

  4. Mila, contamos con “pegamentos” como tú para que eso nunca pase.. se te quiere mucho

  5. Dayana dijo:

    Me gustó mucho tu Amigo secreto, te quedó lindo my friend.
    Besos y que tengas feliz 2012. Te quiero mucho a ti y a CL.
    Besosssssss

    • nubedealivio dijo:

      Dayi linda, gracias por tus letras y tus halagos. También deseo un 2012 muy feliz para ti y tu familia hermosa. Sabes que Carmen y yo te queremos igual de grande. Un besote y te escribo pronto, en cuanto reanude el ritmo laboral este año nuevo.

  6. Oye que bueno está eso, buenos recuerdos me trae. En la universidad, nuestros amigos secretos tenían aparejados intercambios de regalo que en algún momento pasaban de lo mismo por el valor de un dólar(bueno con el descuento es mejor decir 1 cuc) y trascendieron a libros, dulces, poemas y cuanta cosa viniera a la mente hasta de las moscas amistosas del comedor. Buenos tiempos. Gracias por traer el recuerdo.

    • nubedealivio dijo:

      Adriel, amigo, nada de vivir de recuerdos. A la verdad que lo sostienen a uno y le sacan sonrisas y lágrimas de gratis, pero mejor reinventarse las memorias de mañana. A hacer nuevos amigos secretos con los amigos nuevos!!!
      Y que sean libros o dulces o poemas, lo importante es encontrar un motivo para quererse y hacerlo público.

  7. leniacuba dijo:

    Yo estuve también allí, y soy de esas amigas públicas. Tunie o nube, a veces no sé ni cómo llamarte, no importan las distancias, siempre estaremos allí.

    • nubedealivio dijo:

      Las distancias físicas no nos separan, mi Yuri, porque los lazos espirituales son tan fuertes que nos mantienen unidas. Espero ya con ansias mi cumple, que será seguro la próxima reunión del equipo Voltus. Besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s