Sin ti

Mujer soledadNo vas a estar, ya es seguro, lo has confirmado parca en una llamada. Y yo que me disponía a ser “la grulla”, a reír apretando dientes, a tragarme mi orgullo y mi rabia por ti, por nosotras.
Por primera vez en la vida, odio La Habana… bueno, por primera vez y media, que antier estuve en La Coubre y mejor ni te cuento (no te busqué porque ha sido el viaje más meteórico de mi vida).
Sé que este post no lo va a entender casi nadie, pero no es para nadie más que para ti, porque ya ni siquiera puedo escribirte siendo yo a tu correo, tengo miedo de que el “censor” me detecte, tengo miedo de causarte lágrimas por terceros países.
Tú eres mi amiga, mi hermana, “lo más querido entre mis seres queridos”, por eso no puedo tirar plus a tierra, desconectar de ti, hacer como que nada pasa. Yo soy de cogerme todas las luchas para mí, lo sabes, así que ahí te van mis letras aunque la sabiduría popular me retumbe en el oído advirtiendo “… nadie se debe meter”.
Yo te quiero libre, como canta Silvio, porque libre te conocí a pesar de algunas aves de paso, porque libre es tu naturaleza. Yo te quiero alegre, con esa risa-pegatina en tu cara que tanto celebraba Silva y que nos abrió los caminos todos durante cinco años en común.
Yo te quiero digna, sin más atadura que la del corazón. Te quiero segura, segura de ti, rebelde, indómita, rebencúa como siempre, como te debe aguantar quien bien te quiera… como te hemos aguantado nosotras.
Yo te quiero así, y quien así no te quiera, no te quiere. Cacofonías aparte, tú entiendes ¿verdad?
Realmente, no sé qué estás haciendo tú sin ti, allá en el Occidente tan lejos, sin nosotras… no sé. Por eso te remito esta carta, que se la escribió Martí a María Mantilla (sabes de mi fetichismo con él). Creo secretamente que nos la escribió a todas las mujeres de Cuba, y hoy a ti te hace falta leerla.
Perdóname la imprudencia de este post, cuando quiero como te quiero se me nublan los límites.

“Y mi hijita, ¿qué hace allá en el Norte, tan lejos? (…) ¿Piensa en el trabajo, libre y virtuoso, para que la deseen los hombres buenos, para que la respeten los malos, y para no tener que vender la libertad de su corazón y su hermosura por la mesa y por el vestido? Eso es lo que las mujeres esclavas, -esclavas por su ignorancia y su incapacidad de valerse , -llaman en el mundo “amor”. Es grande, amor; pero no es eso. Yo amo a mi hijita. Quien no la ame así, no la ama. Amor es delicadeza, esperanza fina, merecimiento y respeto.”
(Fragmentos de carta de José Martí a María Mantilla)

Anuncios

Acerca de nubedealivio

María Antonieta Colunga Olivera. Licenciada en Periodismo de la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte y Loynaz.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Sin ti

  1. Nubecita mía, a mí también me duele un universo todo esto. Traigo en la muñeca una pulsa hermosa que me sabe a “no me olvides” a la distancia, y no la quiero así; la quiero como es: nuestra y cerca… qué malo es hablar en códigos cuando se quiere ser directo….
    La quiero aquí, con nosotras, con su familia, la quiero con sus manías y sus enojos, con sus perretas…. yo también la extraño y la quiero a salvo….

    • nubedealivio dijo:

      De repente pensaba que este post era como llover sobre mojado, mi Mariposa, pero necesitaba hacerlo, si no esta nube estallaba. Querremos juntas y seguiremos luchando por hacerla volver a nuestro cariño.

  2. yany dijo:

    Flaki, no tienes que disculparte por nada porque te quiero así, y no esperaba menos de ti. Hay muchas cosas que no puedo escribirte aquí porque es público y sabes como soy para darle entrada o cuentas a los demás. Yo también las extraño y quisiera tenerlas cerca, no te imaginas cuánto las necesito sobre todo en días como hoy, que necesito un abrazo que a la vez ya sabes lo que causa. Pero las cosas tampoco son como parecen. Ese “censor” que para ustedes ha mostrado solo esa parte, es el hombre más maravilloso y sensible que he conocido. Para qué describir todas las cosas lindas que me hace sentir y me demuestra cada minuto con su preocupación, sus atenciones y sus mimos. Por primera vez he sentido a su lado las cosas que nunca antes y sobre todo que me quieren de verdad, a pesar de los pesares, y yo también me he enamorado, me enamoré de verdad de una forma diferente. Lo más que deseo es que nos entendamos por siempre y que no exista rivalidad entre ustedes: él y mis amigas. A la Yuya y la Mariposa también, sé que lo leerán y también es para ustedes, porque siempre estarán presentes en mi vida y nadie sustituirá ese lugar. También las quiero mucho y son insuperables y muchas cosas más… nos vemos pronto.

    • nubedealivio dijo:

      El abrazo te espera, seguro. Aguardo con ansias el momento de entender y del acople entre ambos cabos de tu cariño: nosotras y él. Te extraño mucho, eso es todo, y también he aprendido a ser celosa con ustedes, no las puedo perder, son MI FAMILA. Vuelve.

  3. MA VIE dijo:

    Que triste! Me encanta tu blog, realmente eres una artesana de las letras, lloré con esta publicación… pienso que los amigos son la familia que nos permitimos elegir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s