Me in-TERESA tu aderezo

pan compartidoTodo comenzó cuando Alejo, el más radical entre mis colegas de Adelante, tiró la toalla y prometió no comerse más esa “comida”. Todos pensamos que era arranque transitorio, pero su ausencia hoy a bordo de nuestra mal-tratada mesa de cada día se hizo sentir y derivó en tiempo récord a la plática de siempre.

En mesa cuadrada también se arman los debates, mi gente, y buenos-buenos. Aunque el Roge no permite a nadie mal-decir de esos alimentos que su Dios nos proporciona sin reparar en nuestra ingratitud, siempre todo el mundo tira su “tallita” cómica a la sazón malograda, para ayudar con los estertores de la risa la difícil ingestión y digestión de eso que nos venden por almuerzo.

Allí es cuando salta Teresita, la más entusiasta comensal de comedor obrero que he conocido, para recordarnos que solo nos cuesta 50 centavos el plato y para defender el duro-frío de harina con dulce que “no está tan mala”, el chícharo espesado con… harina “que es nutritivo y sano” e incluso los indefendibles y más débiles platos fuertes, que en alarde de hilaridad hemos bautizado como picadillo de tiñosa y mortadella asesina.

Teresa es simplemente la mejor boca de este piquete periodístico, se lo come todo, sin protestas, aún teniendo la opción de escapar rauda a casa, en su motorcito, donde la súper-abuela abuela la espera con ofertas dignas de echar por la borda su intermitente dieta.

Pero hoy tampoco estuvo la Tere y el Roge se comportó flexible en la moderación de los comentarios, así que nos dimos gusto “despellejando” este almuerzo sin carnes, cuya única bondad quizás sea la de reunirnos una media hora cada día.

Los resignados, que a diferencia de Ale sí nos “disparamos” lo que nos tiran por no tener valor de ayunar, recogimos al final los platos con la preocupación terrible de que un día de estos se nos desaparezca este tan fino amigo en su tozuda protesta.

Pero parece que Dios nos oyó la sesión de crítica y los ruegos por el indignado, porque al rato apareció Teresa con un jabuco bajo el brazo, cual vendedora de pastelitos de guayaba.

La “madreTeresa”, como la recibió el Mila ante su gesto, llegó con un pozuelo cargado de arroz, tortilla de huevos, plátanos y ensalada de tomate para el Alejo en huelga de hambre; y para los resignados trajo también pan con pasta en su jolongo.

Como a mí sí me gusta el pan con pastaaaa (a diferencia del general de los 300 manipulados por ElPichiFilms), me lo zampé todo-todito, y le llevé uno a Carminha allá a Diseño, para que energice y acelere la revisión de planas de este viernes.

Veo que va prendiendo entre la tropa joven el gesto cariñoso de compartir lo más preciado: “la jama” y eso me alegra mucho, porque las barrigas y los corazones se van llenando al mismo tiempo y ambas cosas (sobre todo la segunda) nos hacen suma falta.

Tere, me arriesgo a escribir por la tropa: Nos interesa tu aderezo!!! Gracias por hacerlo llegar a nosotros y el hígado ese que tienes congelado en tu frío, no te preocupes, nos ocuparemos de darle taller cuando tú mandes. A mí realmente no me gusta, pero estaría dispuesta a comer cualquier cosa mientras fuera con ustedes.

Anuncios

Acerca de nubedealivio

María Antonieta Colunga Olivera. Licenciada en Periodismo de la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte y Loynaz.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Me in-TERESA tu aderezo

  1. María Antonieta: Considerando que la compañera reúne todos los requisitos, podemos postular a María Teresa para presidir el círculo de culinarios de la UPEC. ¿Qué no hay tal círculo? Pues vamos a crearlo, si, como decía El Guayebero, ella “pone los materiales”…

    • nubedealivio dijo:

      Ya está, llevamos esta propuesta a la próxima reunión de la organización de base y estoy convencida que la Tere se presta pal brinco jajajajaja Ella es muy buena anfitriona, te advierto, y como va la cosa entre flanes y panes, me parece que es muy oportuna tu sugerencia. Un beso mi Mila.

  2. dayron dijo:

    Hola , amiga, aún recuerdo mis idílicos almuerzos, en la Phang Gong Tach, que es el nombre de la escuela de enfermería de Camagüey, cuando ya me veía, con mi bata blanca, trabajando en el Provincial o algún otro hospital, recuerdo la risa de mi amiga, que aún la oigo reír,cuando estoy en el reino de Morfeo, de la cual estaba locamente enamorado, y la cual, cuerdamente me olvido, pues nunca me contesto mis cartas, y le entregó su cuerpo, pero no su corazón, a un italiano, que le triplicaba la edad, lamentablemente, todo aquello pasó a ser parte del pasado, cuando emigré,a otro continente, dejando atrás, lágrimas y recuerdos, que ya no duelen tanto, aunque he de reconocer, que a veces aquí, despertaba con lágrimas, y el corazón apretado, así que cuando almuerces, toma una cucharadita por mí, si no es por el sabor, al menos por la media hora que pasas entre amigos, tu amigo Dayron.

    • nubedealivio dijo:

      Dayron-amigo, esta tierra nuestra tiene sus muchas historias en claroscuro, tú que la viviste y ahora la añoras puedes entenderla quizás en toda dimensión. Sé lo importante de ese momento del día en que me siento con mis más cercanos amigos del trabajo, aunque la comida no esté tan buena es una media hora de lujo que no cambio por mejor manjar. Hoy llegué tarde, y como todo el mundo había almorzado ya, dejé de hacerlo, tocó mortadella asesina y ya estaba congelado el resto de la papa jajajaja así que prescindí, ahorita salgo a un merendero a llenar el tanque. Pero no te preocupes, mañana- como si rezara- te recordaré cuando me siente a la mesa. Tu cucharada será la primera. Gracias por compartirme tus historias más hondas. Un beso.

  3. Oye, cómo se las arreglan ustedes para sacarle lasca a todo. Mira todo el relajo y hasta propuestas que han formado! Fuera de la broma, uno de los mejores momentos de mi día es compartir con ustedes, poder conversar, la comida sólo es un pretexto, un motivo para amenizar el diálogo, sorprenderlos. Y en cuanto al cargo, no me molestaría, así que me propongo de reserva de cuadro para esa. besos y abrazos para mis compinches comensales.

    • nubedealivio dijo:

      Teresita, ya está dicho entonces, vamos a crear la Asociación Culinaria de Periodistas de Camagüey (ACPC … hasta la sigla es sonora jajajaja) y tú la presides, y yo me apunto de miembro desde ya. Hay que sacarle lasca a todo Tere, de esas pequeñas alegrías es que vivimos y sonreímos. Sigue bien-queriéndonos y malcriándonos. Un beso de tu amiga nube.

  4. jajaja, oye la verdad que la comida de ustedes está en candela. Acá está malita, pero no tanto. A excepción, claro, del sospechoso picadillo que nos dan y al que se le han adjudicado procedencias de dudoso origen.
    Pero nos ponen en la mesa arroz con leche y alguna que otra rara vez un dulcecito de este líquido, y el chícharo y los frijoles saben bien, al menos para mi gusto. Aunque debo confesarte que tengo estómago de hierro luego de 5 años becada. Y aquí también la gente tiene sus manías, por ejemplo, a un amigo nuestro, Adriel, cada vez que dan carne, le da por decir (como para que la gente no se mal acostumbre): “que comida tan mala, la peor”

    • nubedealivio dijo:

      Ese Adriel, como siempre con sus ocurrencias jajajaja Acá, cuando dan dulce, es harina y casi siempre fría. Antes, alguna vez, dieron dulce de fruta bomba, pero parece que se acabó la temporada jajaja. Nada, cuando vaya a Guantánamo les pego la gorra para comparar, que yo si no me voy con la opinión de una sola fuente, lo mío es contraste directo con el fenómeno jajaja Un beso Yisell y gracias, de veras gracias por estar tan atada a esta Nube amiga.

  5. izmatopia dijo:

    el cubano y esa religión alterna que se llama alimentación – desde el zapateo del alimento en cuestión hasta la evacuación – darían para escribir la mejor novela de realismo mágico del siglo XXI. Me encantó tu crónica!

    • nubedealivio dijo:

      Sí, el trauma con la comida, es algo muy nuestro, decimos que tenemos hambre a toda hora, incluso cuando no la tenemos, es un comentario tan casual como aquel de “qué calor hace” jajajajajaja supongo que son traumas del Periodo Especial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s