Saudades de marzo

costillar-desde-g

Por estos días, hace un año, andábamos desordenando Labana, virando al revés las tejas verdes del Costillar, pidiendo ración doble de café fuerte y sin azúcar a Richard, invadiendo la suite presidencial del tercer piso con la venia de Papá Pitufo, persiguiendo los diez pwrrriiiimerrossss!!! para ver Nossa o Fuiste tú, comiendo panquecitos rellenos de fresa y chocolate, vomitando a viejitas inocentes a la bajada de algún P, buscando en el malecón el pañuelito mágico escondido en la choza de Chicha, bailando son y tomando cerveza de tres colores en la Plaza Vieja, comiendo arroz frito con camarones a las 3 de la madrugada frente al Quijote, durmiendo plácidamente al arrullo de las clases de Análisis del Discurso, quemando Flor de Caña en el torrente sanguíneo, drenando un día tras otro las tinas de helado de Coppelia y vacilando a los extranjeros en cueros en los balcones del Habana Libre mientras avanzaban las colas, iniciando incendios menores con tabacos de a peso, pidiendo prestadas las bocinas de la recepcionista para armar una fiesta particular en el pasillo lateral de aquella casona de 21 y G, chancleteando Labana Vieja para comprar regalos de menos de 3 dólares para el amigo secreto, adivinando por muecas películas desconocidas o mintiendo “chancho arriba!!!” para formar el despelote hasta con un juego de barajas, drogándonos con el mate de Santi para resistir el tercer turno de clases en el Instituto luego de una noche sin apenas pegar el ojo, tomándonos fotos con Frank Fernández y riéndonos del personaje que roncaba en medio del sublime acto de premiaciones periodísticas donde le escuchamos al piano, cogiendo a la casita de Martí de pretexto para zafarnos el día de la prensa e irnos de parranda y a los carros diplomáticos de cierta embajada para ir de domingo a la playa, haciendo poninas para comprar la botella nuestra de cada noche, juntando las mesas del comedor sin permiso para sentarnos siempre juntos, volviendo locos a Roger y al trío de la habitación B del segundo piso, haciendo el carnavalito y la macarena con PMM en los Jardines de la Tropical, besando trasvestis en un teatro habanero de noche monárquica…

Releo parriba y … definitivamente somos lo peorrrrr. Na’, es que los extraño. Es marzo ya de nuevo y me entra una saudade extrema de saber que momentos como los de ese mes en que vivimos juntos no se me van a repetir en toda la vida.

Anuncios

Acerca de nubedealivio

María Antonieta Colunga Olivera. Licenciada en Periodismo de la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte y Loynaz.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Saudades de marzo

  1. Adriel BC dijo:

    Que sentimiento María me da leer tus palabras, bellas y de corazón como siempre son las tuyas. Realmente fueron días insuperables, y donde hicimos amigos sinceros, de esos que no se van nunca, de los siempre presentes a pesar de la distancia. Hace un año que formamos nuestro piquete latino, hace un año ya que conquistamos la capital con nuestro entusiasmo y energía. De algo estoy seguro, esos días lo podemos repetir, no van a ser iguales, pero todo depende de como nosotros lo captemos, por ahora solo basta decir: Felicidades piquete en tus días, que lo pases con mucha alegría, mucho años de paz y armonía, felicidad, felicidad, felicidad, eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee Saludos

    • nubedealivio dijo:

      Oye, yo también creo que podríamos repetir, siempre lo dije y lo mantengo. Lo mismo en Labana que en Guantánamo, cualquier lugar es bueno pa nosotros. Gracias por dejar tu comentario, Adrio, tú siempre tan gentil. Un abrazo grande, desde el corazón, hermano, sabes que te quiero.

  2. entonces yo he tener Saudade de octubre, porque fue en ese mes – y no en marzo- cuando estuve. No coincidimos!! 😦

    • nubedealivio dijo:

      Nop! 😦 no coincidimos, pero bueno, así conociste a Susi. Para el próxim postgrado nos ponemos de acuerdo 😉 Un besiiiii

      • Susana ta loca!! y despistada como yo…si nos ponemos de acuerdo nos vamos a dar unas perdidas!! la suerte es que la Mariposa es responsable y se orienta bien, nos la llevamos!

      • nubedealivio dijo:

        Sí, definitivamente hay que llevar a Carmen Lú y a Yuri, porque yo engroso el piquete de las despistadas y/o alocadas, y capaz que nos perdamos en una cueva de Topes, o en alguna cascada… y entonces se queda huérfano el periodismo cubano jajajajajajajjajajajaj

  3. Jorge dijo:

    Y que pena que yo solo estuve con ustedes “infiltrado” una semana. Pero tambien la pasé muy bien y conocí algunas de las mejores personas que he conocido en mi vida.
    Un beso y vamos a reunir al piquete de nuevo
    Jorge

    • nubedealivio dijo:

      Me parece muy bien tu entusiasmo alrededor de la reunidera, sobre todo porque tú eres el que tiene casa en Labana y nos puedes acoger en ella para consolidar ese deseo jajajajajaja. Nosotros también nos alegramos mucho de haber compartido contigo, aunque fuese poco tiempo. Un gran abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s