La Yuya y el Titi

primos_jugando

Se conocieron aún sin saber ver. Ella con dos meses y unos cuantos centímetros más que él, él diminuto pero con mañas precocícimas de un machismo tierno y montuno, como si sospechara que incluso siendo bajito le iba a tocar cuidarla toda la vida.

Ambas madres, hermanas cuarentonas en busca del sexo con que el destino se obstinó en no premiarles los partos múltiples, se turnaban en los menesteres de cargarles y hacerles mimos para probar un ratico el tener el(la) niño(a) tan deseado; y así, prendido el uno de la teta que tocábale a la otra, fue que el Titi y la Yuya terminaron siendo, más que primos, hermanos.

Se han tenido para las cosas buenas y las malas, todo el tiempo: juntos aprendieron a traducir a humano entendible los discursos aquellos de acento patuá con que se comunicaban cosas desde los primeros meses; haciéndose de bastón mutuamente fue que trocaron el gateo por los pasos y, en breve, por los brincos y las carreras; también a dúo fueron por primera vez al catecismo de la iglesia y en más de una ocasión se acompañaron a la misma sala policlínica, para recibir la dosis de salbutamol gaseoso con que aplacar la alergia fulminante igualmente compartida.

Fue él quien principió los intentos de enseñarla a montar bicicleta y ella quien le hacía el “sana-sana culitoderana” a sus muchos “yayais” de niño viyayo. No había magia más grande y conmovedora que verlos correr para abrazarse, con par de añitos apenas, cada vez que se descubrían en un mismo paralelo, gritando Yuya!!!!! y Titi!!!!!! como quien dice ¡tierra a la vista! luego de muchos marasmos.

Hoy ya están un poco más grandes, pero la idolatría sigue soldada en su sitio. Él la llama desde la casa de tía Cacha cada vez que llega, para que ella me chantajee con sus ojos de gatico de Shrek y la lleve allá, a su lado, a vivir la dicha de jugar juntos.

Luego de cruzar la reja se pierden los dos, a amasar los gaticos felpudos de la Mini, a contar todos los granos de la tierra del patio de abuela, a cazar flores y robar huevos de lagartija… y, por supuesto, a fajarse por cualquier motivo.

Ella siempre regresa llorando, porque lo ama tanto que toda ofensa le duele el triple, y yo, mayor que me he vuelto, le juro a él que no se la traigo más a jugar, porque nunca se ponen de acuerdo.

Pero sé bien que es una mentira en el mismo segundo luminoso en que cruza mis labios y él se ensombrece, y ella se enjuga el llanto, y pactan de prisa que no ha pasado nada. Sé que es mentira cuando parten, nuevamente de la mano, con los fondillos y las rodillas percudidas de churre, a descubrir un tesoro en la loma de arena.

Yo los veo así, y los veo, yéndose juntos hacia la escuela al campo, fugándose a alguna presa sin permiso, bailando en par el vals de los quince, cubriéndose los secretos de los primeros amores, estudiando codo a codo para las pruebas de ingreso, tomando del mismo pico la primera cerveza, cargando, algún día, el uno los hijos del otro.

Yo los veo y se me llenan de brillos los ojos.

 

PD: las mil gracias a Leo, por las fotos

Yuya_Titi_Casino_Campestreniñosprimos_en_Cuba_es_hermanos

 

Anuncios

Acerca de nubedealivio

María Antonieta Colunga Olivera. Licenciada en Periodismo de la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte y Loynaz.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a La Yuya y el Titi

  1. mirelys dijo:

    Que lindos y que grandes 🙂 quien pudiera cazar cocuyos y trepar matas con la inocensia que ellos llevan a cuestas ❤ Yo quiero ser Niña de nuevo. Un besote yo

    • nubedealivio dijo:

      Sí, Mire, quién fuera, como dice Silvio, por eso se me humedecen los ojos cuando les veo en esa edad de oro tan juntitos y queriéndose tanto. Un beso para ti, que siempre comentas de primerísima. Pasado mañana parto para la Ciénaga de Zapata, luego te cuento jijijijijij solo dos palabras de adelanto: bloguera guerrillera 😉

  2. Jany dijo:

    Que lindo Tuny!!! Se me aguaron los ojos leyendo!!! Y es que tienes una forma de tocar almas amiga mía!!!! Lindo este post!!! Un beso desde la Perla del Sur!!!

    • nubedealivio dijo:

      Hola Jany!!!! estabas perdida, ya pensé que me habías abandonado. Es bueno saber que sigues leyendo por aquí y que algo te mueven estas lecturas. Yo te beso de vuelta desde Matanzas, que ando por acá de guerrillas. Un quiero grande. Tunie

  3. isa@yahoo.es dijo:

    He encontrado tu blog gracias a un enlace en la bitácora de Rosana Berjaga, y debo confesarte q me han encantado tus post, desprenden una magia q me cautiva. Desde hoy seré una asidua visitante. Recibe mi abrazo desde el oasisdeisa.wordpress.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s