Poema I

siempre te espero

 

Cuando pasen los silencios

y sus ángeles

cuando acaben los reproches

de estorbar

cuando se desinfle solo y de a poquitos

ese globo espectral que es el orgullo

 

 

Al final de los miedos y sus muecas

después de los demás

de los tan lejos

de este no saber

y todo lo que dictan los pronósticos

 

Allá donde sea que nos escampe la tormenta

 

Yo seguiré sabiendo que te quiero

y aún

estará esperándote sereno

este beso mío

tan tuyo

Anuncios

Acerca de nubedealivio

María Antonieta Colunga Olivera. Licenciada en Periodismo de la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte y Loynaz.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s